Seleccionar página

En el estuario de Tina Menor se cohabitan diferentes usos que permiten disfrute de este entorno natural tan bello del litoral cántabro. El turismo y ocio vienen de la mano de la playa del Sable, las embarcaciones de recreo, los deportes acuáticos en toda la ria o los diferentes puntos de observación del paisaje que se pueden encontrar en este enclave. Otros usos o actividades económicas que tienen presencia son el uso forestal con plantaciones de eucaliptos en los dos montes escarpados que flanquean la desembocadura del rió Nansa; la actividad pesquera que puede surgir de las pequeñas embarcaciones atracadas en las orillas de la ría; o la utilización de parte de este estuario, mediante diques que regulan el paso de las mareas a unas lagunas utilizadas por una piscifactoría. Es importante combinar actividades en entornos naturales, siempre que estas no lo pongan en riesgo.